23.3.11

De pizzas, fútbol y avatares


Vale que no era el día más indicado para quedar, por algo relacionado con lo padres, vale que tampoco eramos multitud pero ¿Quien dijo que ser muchos significa pasarlo bien?
Eramos dos y eramos suficientes para que un fabuloso día primaveral pasara a ser escrito. Que no digan que no intentamos buscar gente, pero entre los abuelos y hermosilla todos se hallaban en la distancia, pero no hay que desanimarse porque más ideas se nos pasaron por la cabeza.
Un poeta y un perro-flauta camino a ninguna parte, camino a sentarse en un banco y esperar ¿A que? Pues a nada. Pero entre poetas cabe decir que hay conexión y con otro nos reunimos, a pasar un rato...
No tengo mucho que decir de lo que pasó en esas dos horas: Recuerdos, planes futuros y mil divagaciones, ¡Oye! que me tengo que ir con mi familia, pues nada ya nos veremos.

De pizzas iba la cosa, y a eso de las diez nos encontrábamos los mismos del principio esperando a que nuestra cena saliera del horno. ¡Tú! Que hay partido de fútbol. ¿En serio? Pues nada, vamos a tu casa a verlo. Con pizzas y segundas partes tirados en un sofá, con una tele que desprendía luz a nuestras retinas, estuvimos los dos parlando, viendo y riendo. Que pedazo de capullo estás hecho, tenias que haber aceptado... ¡Si yo te dijera! Impresionado se halló el poeta y luego rió. ¡Que gran noticia!

Y que se acabó el día, que ya eran las doce y comenzaba una película, 3D lo llaman, pero como soy estrábico yo no lo llego a ver... Oye, que me voy para casa, ya si eso mañana hablamos.

Pero te aseguro que esto no hace honor a lo que pasó.

4 comentarios:

Carlos Pérez dijo...

¿Os encontrásteis a otro poeta? xD

VibiLeFleu dijo...

No eres tu Carlos, aunque tambien

jorge sanz dijo...

Es un tenaz relato de nuestras aventuras, querido Vibi ;)
La crónica perfecta d una tarde primaveral... d pizzas, fútbol y avatares.

Carlos Pérez dijo...

No dije que fuese yo ¬¬